Ejemplos de condolencias cercanos:

  • No sé qué decirte…; es una cosa tan natural la muerte y, sin embargo, nunca contamos con ella. Su pérdida nos deja un gran vacío no sólo en vuestra casa, sino entre todos los amigos.
  • Acabo de enterarme de la triste noticia, siento mucho lo sucedido y te ofrezco nuestro apoyo y aprecio para superar tan malos momentos.
  • Aunque estés lejos de nosotros, te tenemos reservado un espacio en nuestros corazones. Espero que en estos momentos tan duros te sientas de algún modo acompañado.
  • En situaciones como ésta uno no sabe qué decir. Sólo espero que entre todos podamos hacer tu dolor un poco más llevadero. Mis condolencias sinceras, un abrazo.
  • En este momento de dolor quiero acompañarte y decirte que eres muy importante para mi y que puedes contar conmigo.
  • Cuenta conmigo para acompañarme en este momento de dolor
  • Hemos compartido muchos momentos de la vida y, en estos días difíciles, quiero que sepas que comparto tus sentimientos y estaré cerca si me necesitas.
  • Ahora más que nunca debes cuidarte el corazón para que el dolor sane y aparezca nuevamente la luz de la esperanza. Lo siento mucho.
  • Te acompaño en tu dolor.
  • Te enviamos un fuerte abrazo, lleno de cariño, esperanza y fe.
  • Te enviamos un fuerte abrazo, deseando que guardes recuerdos maravillosos que te den fortaleza para continuar y que transformen el dolor que ahora te acompaña en luz de esperanza. Lo sentimos mucho.
  • No olvides que en los verdaderos amigos siempre encontrarás consuelo. Estamos contigo.
  • Cuando perdemos algo valioso, ganamos experiencia y madurez para nuestra vida. Recibe nuestras más sentidas condolencias.
  • Con todo nuestro dolor, recibe nuestras sentidas condolencias.
  • Nuestros pensamientos y oraciones están contigo y toda tu familia. Sinceramente.